13 consejos para preparase a la vejez

prepararse ancianos vejez

Sabemos que como toda etapa en la vida, llegaremos a ser ancianos tarde o temprano, pero ¿realmente en qué estado de salud envejeceremos o queremos envejecer? evidentemente que la calidad de vida que tengamos durante la infancia, adolescencia y edad adulta es pieza clave para tener una mejor vez.

Pero pasa que ¿nos planteamos en qué estado de salud envejeceremos o queremos envejecer? la calidad de vida que tengamos durante la infancia y la edad adulta va a jugar un papel importante en nuestra salud en la llamada “tercera edad”

Como llegar a la vejez con buena salud

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha escrito un artículo sobre el envejecimiento de la población destaca que “el envejecimiento saludable comienza con hábitos saludables en fases anteriores de la vida”, estos hábitos incluyen alimentación, actividad física o exposición a riesgos para la salud. Ciertamente a partir de cierta edad debemos empezar a tener en cuenta ciertos factores que podíamos relativizar antes.

Estos son nuestros consejos para prepararte para una vejez saludable

  1. Aliméntate bienuna dieta balanceada y variada es fundamental que puedas ingerir frutas y las verduras son los mejores aliados. Por el contrario los alimentos grasos y el azúcar, deben tomarse con moderación.
  2. Hacer ejercicio: necesariamente no es que tengas que ir a un gimnasio o ser corredor olímpico. Simplemente caminando o usar una bicicleta poder ejercitarte un par de kilómetros o si realizas ejercicio razonable 3 veces por semana, reducirá de manera significativa el riesgo de cardiopatías.  La actividad física es un beneficio para la vejez porque conserva la independencia, reduce el riesgo de caídas y fracturas, disminuye el riesgo de padecer cáncer de Colon y diabetes. Así como también evita la ansiedad y la depresión
  3. No fumar: Eliminar el tabaquismo es uno de los consejos más importantes que entrega el geriatra, pues son conocidos los daños que produce el tabaco. Cáncer, Cardiopatía o patología pulmonar, son sólo algunos daños que  puede causar el tabaquismo.
  4. Cuida de tu cuerpo: poder realizarse chequeos médicos periódicos es importante para un mantenimiento óptimo de la salud, como también para poder detectar a tiempo posibles irregularidades.
  5.  Beber alcohol moderadamente: beber alcohol regularmente. El tipo probablemente no importe mucho, pero el equivalente de un par de copas de vino o de vasos de cerveza estaría bien.
  6. Seguir aprendiendo: Aprender cualquier cosa nueva, quizás un idioma, un baile, fotografía, pintura. Todo aprendizaje mantendrá su cerebro activo.No pierdas nunca la curiosidad. Lee libros o revistas, participar en debates o incluso puedes aprender a utilizar internet o iniciarte en las redes sociales.Realizar actividades de estimulación cognitiva reduce significativamente la presencia de demencias
  7. Cuidar la casa y adaptarla: de la misma manera que realizamos cambios en casa con la llegada de un bebé, con la llegada de la vejez también podemos realizar pequeños cambios en casa. Cambiar la bañera por un plato de ducha o adaptar las alturas de electrodomésticos como la lavadora puede prevenir lesiones musculares por malas posturas.
  8. Controlar el peso: estar atento al aumento de peso o la baja de éste, s teniendo especial cuidado con las bajas de peso involuntarias. Es importante que el peso esté de acuerdo a la estatura de cada persona.
  9. Tomar vitaminas, solamente cuando hay déficit: el consumo de vitaminas externas a las que te proporcionan los alimentos, es decir, en pastillas o batidos, es sólo recomendable si existe carencia de éstas. Lo recomendable es obtenerlas en la alimentación.
  10. Relacionarse: poder salir de casa, relacionarse, informarse, conocer cosas y personas nuevas ampliará nuestro círculo social. Visitar museos, ir al teatro o salir a cenar te ayudará a tener una actitud positiva y a tener aspiraciones. Aunque en esta época de Covid-19 realmente es difícil no obstante en estos momentos debemos mantenernos aislados.
  11. Dormir bien de noche: la importancia a la calidad y horas de sueño, es fundamental para la mente y el cuerpo. Lo recomendable es dormir entre 7 y 8 horas diarias, de esta forma disminuirás desde el estrés, hasta el sobrepeso.
  12.  Manejar el estrés: El estrés puede ser causante de muchas enfermedades físicas y mentales, desde la obesidad hasta la depresión. Por eso, es fundamental aprender a controlarlo, ya sea a través de técnicas de respiración o desprendiéndose de aquellas cosas que lo provocan.
  13. Aceptar y disfrutar del puesto que se ocupa en la familia: Si tus hijos ya son mayores o estás jubilado, aprovéchalo. Ya no tienes que estar pendiente de todo, disfruta de este merecido descanso y aprovecha para hacer esa cosa que siempre has querido hacer.

Informacion con fuentes de la OMS.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *